Visitar Doñana: lo que necesitas saber del coto Doñana para tus vacaciones

Visitar Doñana es una experiencia única y muy recomendable. Si te gusta disfrutar de la naturaleza, en este espacio protegido tendrás la oportunidad de conocer uno de los humedales más importantes de Europa.

En el año 1980 la Unesco catalogó este parque nacional como Reserva de la Biosfera y en 2012 amplió su territorio, pasando de las 77 260 hectáreas iniciales a más de 255 000, consolidando un entorno que ya había asombrado a los romanos, hace más de 2100 años.

 

visitar Doñana

 

Coto Doñana: historia a conocer en tu visita a Doñana

Desde el siglo II a. C., hasta el V d. C, los asentamientos romanos en la zona se dedicaron a la pesca y la salazón. Ya en el siglo XV el territorio pasó a ser un dominio señorial y se prohibió cualquier actividad perjudicial para la caza.

En el siglo XVI la propiedad estaba en manos del duque de Medina-Sidonia, quien decidió construir allí un palacio para su esposa, Ana Gómez de Silva y Mendoza, con la que se había casado cuando ella tenía solo diez años.

Aquellas tierras pasaron entonces a conocerse como el coto de Doña Ana.

El siglo XVIII trajo consigo nuevos usos para el territorio, principalmente la explotación forestal y de los pastos, pero también el fomento del coto como zona de caza.

Después surgió el interés naturalista y científico por las aves, que se fue desarrollando en pugna constante con las prácticas de caza en el coto de Doñana.

No fue hasta 1969 cuando se creó el Parque Nacional de Doñana, iniciándose una nueva etapa que abrió las puertas a su nivel de protección actual.

En 1999 se denominó Espacio Natural Doñana al territorio formado por el Parque Nacional de Doñana y el Parque Natural de Doñana.

 

Dónde está el coto de Doñana

El que antiguamente se conocía como coto de Doñana se encuentra en la zona costera del suroeste de Andalucía, en un espacio por donde transcurren los ríos Guadiamar, Guadalquivir y Tinto; ocupando, además, una amplia franja costera del océano Atlántico.

La distancia desde Sevilla es de poco más de 30 kilómetros en dirección suroeste.

Otras poblaciones cercanas son Huelva, casi en su límite noroeste, y Sanlúcar de Barrameda en la desembocadura del río Guadalquivir.

 

Qué puedes ver en tu visita a Doñana

Doñana es la mayor reserva ecológica de Europa.

Su biodiversidad se debe a que cuenta con unos ecosistemas acuáticos y terrestres muy particulares.

Uno de los más importantes es su marisma, lugar de paso, cría e invernada de muchas especies.

En este entorno podrás contemplar los elegantes flamencos y otras aves, acudir al observatorio de mamíferos para intentar ver algún lince o hacer senderismo para descubrir los diferentes paisajes.

 

Actividades y excursiones chulas si vas a visitar Doñana

Visitar este paraje es disfrutar de muchas actividades al aire libre. Hay varias empresas que ofrecen excursiones y visitas guiadas para que no te pierdas nada interesante. Incluso puedes contratar una visita privada para personalizar aún más tu recorrido.

Una de las actividades más demandadas es la de la visita naturalista, una jornada completa de unas diez horas en las que te facilitan material de observación y un guía, que te recoge en tu hotel para mayor comodidad.

La excursión por las dunas del acantilado del Asperillo es otra actividad atractiva. La ruta termina en la playa Cuesta de Maneli, un arenal virgen al que se accede a través de una larga pasarela de madera.

No debes perderte la visita al Palacio del Acebrón, al que llegarás tras recorrer un sendero por el bosque que linda con el charco Acebrón, formado por el arroyo de Las Rocinas.

Desde la azotea del palacio tendrás una preciosa panorámica que te animará a volver a visitar Doñana.

Hoteles en Huelva

Si vas a visitar la zona mira este listado de hoteles en Huelva, algunos muy cerquita de Doñana y todos con buenos chollos.

¿Te animas a visitar Doñana y conocer su coto?