Calas Costa Brava: 10 calas y playas que te sorprenderán

Las calas Costa Brava son de una gran belleza. Llenas de vegetación, se convierten en auténticos entornos naturales que te harán sentir como en medio de un oasis de tranquilidad si deseas pasar un día de playa inolvidable.

Por eso hoy te vamos a hacer un  repaso por las calas y playas de la Costa Brava que te servirá de guía si tienes pensado ir a esta maravillosa zona catalana.

Calas Costa Brava

Calas Costa Brava: 10 calas y playas que no deberías perderte por su encanto especial

Cala Illa Roja (Begur): la nudista de las calas Costa Brava

Si lo que buscas es una cala nudista, la de Begur, conocida como Cala Illa Roja, es lo que estás buscando. El paisaje desde esta cala es impresionante.

Recibe el nombre de Illa Roja porque en mitad de la playa se encuentra una roca de color rojizo de grandes dimensiones que se eleva como si fuese una isla.

Illa Roja Costa Brava

Fuente Flickr

En este espacio de costa podrás disfrutar de la naturaleza en su estado más puro, en una playa casi virgen donde destaca la ausencia de infraestructuras turísticas y masificación.

Conviene destacar el grado de intimidad que proporciona esta playa gracias a sus paredes de roca que, además, ayudan a darle protagonismo a un paisaje tan paradisiaco.

Esta cala está muy cerca de Pals, por lo que si en tu día de descanso añades una visita a este maravilloso pueblo medieval, tendrás un día redondo.

 

Aiguablava (Begur): la cala de Costa Brava con preciosa arena dorada 

También cerca de Begur podrás encontrar otra cala de tintes paradisiacos: Aiguablava.

Esta playa destaca por sus aguas transparentes y de poca profundidad y por su arena dorada y fina.

Fuente Flickr

El atractivo de esta playa la convierte en una de las más concurridas en los meses de verano.

Conviene destacar que en este punto podrás encontrar barcos que te acercarán a cuevas marinas como la Cova d’en Gispert, una de las más bonitas del litoral.

 

Cala Pola (Tossa del Mar): de las calas Costa Brava que parecen paraísos

Si sueñas con una playa de arena blanca, aguas cristalinas y tranquilidad, te presentamos la Cala Pola, en Tossa del Mar, que bien podría llamarse el Caribe de la Costa Brava.

cala pola

Fuente Flickr

Es una cala escondida entre bosques de pinos y encinas, que tiene mucho encanto y que es un referente de belleza natural típicamente mediterránea.

Uno de los pueblos de la Costa Brava más cercanos a esta cala es Tossa de Mar, que se encuentra a unos seis kilómetros, donde podrás ver vestigios de la época romana, como la Villa Romana dels Ametllers o escenarios medievales como el recinto amurallado de la Vila Vella.

 

Cala de Sa Futadera (Tossa de Mar): de las más salvajes de las calas Costa Brava

Esta cala es considerada como la más salvaje del término de Tossa de Mar.

Está ubicada en una zona de difícil acceso poco adecuada para aquellos que tengan vértigo.

Esta playa es también nudista y, probablemente, esté entre las más bonitas del litoral catalán.



 

Playa El Castell (Palamós)

Esta playa está ubicada en un marco natural incomparable, en la desembocadura de una riera.

Esta curiosa localización, unida a su agradable arena fina y un entorno donde destaca un extenso y abigarrado pinar, convierten a esta playa en la mejor de Palamós.

Si recorres el mapa de la Costa Brava a través de sus playas, no podrás dejar de visitar S’Alguer, un minúsculo pueblo de pescadores que es sobradamente bello.

Sus pequeñas casas pintadas de blanco con puertas y ventanas de llamativos colores, enmarcadas en un escenario de bosque pinar, harán que este pequeño pueblo se convierta en uno de tus rincones favoritos de la Costa Brava.

 

Cala Montjoi (Roses): una cala en el P.N Cap de Creus

Esta playa, localizada en el Parque Natural del Cap de Creus, goza de un paisaje espectacular y las condiciones óptimas para practicar deportes acuáticos como el snorkel.

Roses, la localidad en la que se ubica esta playa, cuenta con varias atracciones turísticas de diversas épocas y, además, podrás realizar varias visitas guiadas.

 

Cala Montgó (L’Escala): para disfrutar con la familia de las calas Costa Brava

Esta es una de las calas más populares de la Costa Brava, perfecta para ir familia por su fina arena, sus tranquilas aguas, sus instalaciones y sus servicios.

Fuente foto Flickr

En L’Escala también podrás degustar una de las mejores fideuás del mundo.

 

Playa de la Gola del Ter (Torroella de Montgrí): maravillosa playa para pasear

Esta playa, situada en la desembocadura del río Ter, es uno de los puntos más tranquilos de la Costa Brava.

Fuente foto Flickr

En su paisaje destaca la formación de pequeñas dunas salvajes.

 

Cala Bramant (Llancà): una rincón precioso en la Costa Brava

Esta cala, que bien podría considerarse como una piscina natural, está protegida por una pared de roca que ronda los diez metros de altitud.

Esta protección rocosa propicia la creación de un entorno protegido que genera una sensación de aislamiento ideal para dejar atrás el estrés.

 

Cala Cullaró (Cadaqués): una curiosa cala en la Costa Brava

Esta cala de Cadaqués se esconde en uno de los paisajes más pintorescos de la Costa Brava, en el que destacan rocas con las formas más curiosas, resultado de la erosión de la sal y el viento.

 



 

¿Os gustan las calas Costa Brava?