Llega el verano y tus vacaciones también, quieres buscar la mejor playa para disfrutar con los más cercanos y deseas que sea una experiencia inmejorable.

La Costa del Sol alberga en su territorio gran diversidad de zonas costeras que pueden ser totalmente diferentes, en cuanto a arenas, climas, comercios, etc…

¿Quieres saber cual es tu favorita?, entonces sigue leyendo este post.

Playas de Nerja

En especial, la Playa de Burriana. Ubicada cerca del centro de este pueblo blanco andaluz, es conocida por sus servicios de actividades complementarias como las rutas en kayak, motos de agua, etc…

Si no te has llevado nada preparado para comer, tienes a tu disposición chiringuitos de playa o restaurante que te harán sentir el sabor de la comida más mediterránea.

Esta ha sido galardonada año tras año con la bandera azul además de recibir la Q de calidad Turística en el 2016.

El oleaje de esta suele ser moderado y es conocida por sus 800 metros de largo de arena más oscura.

Zahara de los Atunes (Cádiz)

Las playas gaditanas son unas de las más conocidas nacionalmente que se repetirán en este post por su arena fina y aguas cristalinas. Sin embargo, no solo la playa tiene un encanto peculiar, también los residentes, que generan una experiencia que siempre da ganas de volver a visitar.

En concreto, Zahara de los Atunes alberga 8 kilómetros de aguas frescas y muy limpias. La costa de Zahara es una línea recta que solo está interrumpida por dos cabos, el Cabo de la Plata y el Cabo de Gracia.

Os aconsejamos, tras sobrepasar el cabo de Gracias, visitar la especial cala de Arroyo Cañuelo.

Playa de Bolonia (Tarifa, Cádiz)

Un auténtico paraíso natural de aguas turquesas, dunas de arena doradas que os encantará ver y visitar e incluso hasta una antigua ciudad romana de Baelo Claudia.

Situada en Tarifa, es la continuación dirección sur de Zahara de los Atunes, la playa que hemos mencionado anteriormente.

Bolonia tiene unos 4 kilómetros de largo limitada por el Parque Natural del Estrecho, lo que en cierto modo ayuda a que el área no sea urbanizable y permanezca el entorno preservado en buenas condiciones.

En cuanto a actividades secundarias, es posible que si os apasiona el sur o el windsurfing, sea un lugar ideal para comenzar a practicar.

La Herradura (Granada)

Considerado uno de los rincones más preciados de la costa granadina. Se trata de una playa urbana con gran oferta de servicios tales como; restaurantes, tiendas, heladerías…

Está ubicada en una zona casi urbana con parques infantiles y caminos por los que pasear tranquilamente. Un dato curioso es que a principios de agosto es gratis acceder al festival de títeres que se realiza en La Herradura.

Esta es de las playas que tienen más oferta de entretenimiento complementaria para toda la familia.

Cabopino (Marbella)

Considerado patrimonio protegido, llama la atención lo limpia que está combinada con su oferta de servicios para entretener a toda la familia. Ubicada a 13 kilómetros del centro de Marbella, es una de las playas más grandes de la zona que además contienen dunas de arena.

De arena fina y dorada y con aguas tranquilas y de poca profundidad suele ser un destino común también de los residentes.

Los chiringuitos disponen de hamacas y sombrillas que podrás alquilar para pasar tu día la mar de cómodo después de un buen almuerzo.

Torre del Loro (Mazagón, Huelva)

Una de las más acogedoras, es tranquila y con un oleaje moderado. Sus arenas son finas y doradas. Se pueden encontrar restos de lo que era la antigua torre almenara que data del siglo XVI, mandada a construir por Felipe II.

Aunque tiene una gran afluencia de visitas, sus 3 kilómetros de longitud dan espacio a todo aquel que desee visitarla.

Un entorno natural rodeado de pinares, acantilados y dunas que la convierten en una playa única para ir en familia a pasar un día agradable.