Si estás pensando en viajar a Marbella este verano pero vas con la familia, este es tu sitio. A continuación te enseñaremos los principales atractivos de la ciudad para que tanto tú como los más pequeños disfruten de unas buenas vacaciones.

Reconocida por ser un lugar de lujo y de lo ostentoso, es un error pensar que ese es el único encanto de este destino de la Costa del Sol. ¿Quieres saber el porqué? Pues continúa leyendo…

Ir al centro comercial La Cañada

Es uno de los lugares que les gustará a todo tipo de públicos, podéis pasear durante la tarde entre tienda y tienda, algo que a los chicos les encantará siempre y cuando consigan ir a alguna de su gusto… Ya sabemos.

En el centro hay multitud de restaurantes de todo tipo, desde asiáticos con buffet o sushi hasta los más americanos como Mcdonald o Burger King, esto será una decisión propia elegir donde merecen cenar.

Dentro del mismo también hay un cine por lo que el entretenimiento esta totalmente asegurado, aquí te dejamos la cartelera de Cinesa La Cañada.

Las playas

El comodín perfecto donde no pararan tanto ellos como vosotros, existen muchas opciones a las que ir pero nosotros os vamos a recomendar dos playas exactamente:

  • Cabopino: es una de las más famosas que está a tan solo unos kilómetros del centro, además cuentan con unas dunas preciosas que son consideradas patrimonio cultural.
  • Los Monteros: más cerca se encuentra esta playa perfecta para pasar la tarde de verano con tranquilidad algo más separado del bullicio de la ciudad.

Factor a tener en cuenta es que verás multitud de chiringuitos a tu disposición en los que podrás saborear la tradicional comida mediterránea con productos frescos. Si quieres ir sobre seguro te recomendamos el llamado Aquí Te Quiero Ver.

Deportes acuáticos

Uno de los reclamos más solicitados por los veraneantes que viajan a la costa, siempre son una buena opción para echar un buen rato inolvidable mientras estas de vacaciones.

Hay muchas modalidades, desde motos de agua hasta sofás hinchables, os aseguramos que valdrá la pena a no ser que tengáis miedo…

Si se sale un poco de presupuesto, llevad un balón, palas de playa y cartas. Por lo menos con eso tendréis suficiente para pasarlo bien en familia, no hay dudas.

El paseo marítimo

Una total degustación del paisaje de mar y montaña además de atardeceres únicos. Como hablábamos, los niños siempre exigen ese plus de entretenimiento, para ellos (o para todos, más bien) hay puestos de dulces por el paseo o heladerías muy conocidos como los de la «Heladería Valenciana», os encantará.

En la zona, hay un centro de recreativos como los de antes, en los que echar unas risas por tan solo unos euros que cuestan las máquinas.

Si sois de lo más modernos, os recomendamos hacer el paseo en «segway» (patinetes de dos ruedas) o bicis en su alternativa.

O tomar un catamarán que os llevará desde Puerto Banús hasta el Puerto Deportivo de Marbella (zona céntrica) y viceversa. Si quieres saber más, te aconsejamos hacerlo con Fly Blue.