Vacaciones para el puente de diciembre

¿Quién afirma que las vacaciones con niños no pueden ser a la vez relajantes? Disfrutar del puente de la Inmaculada en un hotel rural con spa resulta una experiencia saludable, desestresante y al alcance de cualquier bolsillo si sabes buscar el paquete vacacional adecuado.

Un fin de semana en el spa o en un hotel con balneario, además de una nueva forma de viajar, permite a la familia experimentar una nueva dimensión del tiempo, con baños en piscina cubierta en pleno invierno. Los tratamientos de aguas termales y piscinas de agua cálida relajan incluso a los niños, con el resultado de niños tranquilos que duermen la noche entera de un tirón (la ventaja que más suelen valorar los padres durante las vacaciones).

Descubre las ofertas del puente de la Inmaculada en un hotel con Spa

El bienestar de cuerpo y mente se ha convertido en una tendencia en las preferencias de búsqueda de destinos para vacaciones. Escapadas de fin de semana o puentes en un balneario, o un hotel rural con spa, se han convertido en destinos alternativos de las típicas vacaciones enfocadas en el ocio. Estudia los paquetes que ofrecen los centros, y elige entre opciones de tratamientos de balneario de relax, médicos, o ambos.

Las ofertas familiares se distinguen de las tradicionales, en los spa médicos, donde acuden para tratar algunas patologías particulares. Las vacaciones típicas en balneario se caracterizan por la presencia de un equipo médico especializado y paquetes vacacionales formulados sobre las necesidades específicas de cada cliente-paciente, además de los habituales tratamientos de relajación.

Los centros que, además de cuidar el bienestar, aportan tratamientos sanitarios, pueden ofrecer tratamientos pediátricos. Pasar el puente de la Inmaculada en un hotel spa sirve también para prevenir y tratar ciertas enfermedades infantiles. Infórmate con tu médico sobre cómo adaptar la experiencia a la medida de tus hijos para obtener el mayor beneficio en su salud.

¿Cómo elegir ofertas para el puente de la Constitución en un hotel spa?

En el caso de los hoteles rurales en balnearios familiares, el huésped encuentra instalaciones adaptadas, como piscinas termales infantiles y tratamientos de spa creados para los más peques. Pero para elegir un centro de bienestar entre las múltiples ofertas y tipologías que ofrece el mercado, chequea las siguientes características de un hotel con balneario:

  • Tipo de instalaciones de baño: piscinas cubiertas y al aire libre. Muchos centros y hoteles con spa ofrecen piscinas al aire libre en jardines o parques naturales. Si puedes bañarte en familia en jacuzzis al aire libre mientras nieva, en un paisaje invernal, resulta una experiencia única para adultos y niños.
  • ¿Necesitas llevar al hotel flotadores o manguitos? Verifica si las instalaciones cuentan con piscinas para niños, o la profundidad de las piscinas de adultos.
  • La presencia de áreas dedicadas con toboganes, juegos con agua, áreas de relajación para niños, o actividades recreativas y educativas.
  • Si tus hijos son muy pequeños, visita al pediatra y que te indique si el peque tiene edad para disfrutar del spa. ¿cuáles son las propiedades curativas del agua termal?, ¿existen contraindicaciones de acuerdo con la edad?

Equipaje para niños pequeños y bebés

Ya es posible disfrutar del puente de la Constitución con una escapada de relax en un hotel-balneario familiar. Explora la oferta hotelera en alojamientos rurales con spa que se enfoca en familias con niños de cualquier edad, incluso bebés.

La decisión de ir al spa con los niños, o en un hotel rural con balneario, te exige preparar la maleta con cuidado, en especial el equipaje de los bebés. Una lista de comprobación típica es la siguiente:

  • Pañal especial para el baño. En ciertos locales de baño, los niños menores de tres años no pueden entrar sin él.
  • El gorro de baño suele ser obligatorio, hasta para los niños más pequeños. Tu trabajo consistirá en convencerlos para mantenerlos en la cabeza.
  • Chancletas. Si tus hijos son grandes, o aún son pequeños pero ya caminan, recuerde traer zapatillas para que se muevan por las áreas comunes. El calzado sirve, tanto para la higiene, como para la prevención de verrugas u hongos por caminar descalzos por zonas de baño transitadas.
  • Calzado antideslizante. Si en el hotel balneario existen áreas de juego próximas a la zona de baño, los niños tienden a salir del agua, jugar, y volver a la piscina. Ciertos spas cuentan con suelos de material antideslizante para evitar resbalones feos, pero puedes asegurarte si equipas a tus niños con zapatos antideslizantes.
  • Productos para la piel. La piel de los niños es más delicada que la de los adultos, y el agua termal puede resultar un poco fuerte. Recuerda traer productos específicos para enjuagar e hidratar a los niños tras la piscina.
  • Lleva medicamentos. A menos que te hospedes en un hotel familiar que disponga de farmacia pediátrica, añade al equipaje un neceser con los medicamentos clásicos para niños.