Los mejores planes de Mallorca: Descubre la isla en tus vacaciones

Los mejores planes en Mallorca

La cantidad de planes en Mallorca es tan grande que querrás volver para verlo y hacerlo todo, porque una visita, puede resultar insuficiente. La isla tiene lugares de interés para todos los gustos y para todo tipo de vacaciones: playas y calas, buceo, naturaleza y senderismo, pueblos, historia y monumentos y un largo etcétera.

Mallorca es un lugar único que queda grabado en las retinas de sus visitantes para siempre. Es una isla de grandes contrastes, entre grandes núcleos urbanos y pequeños y tranquilos pueblos; playas con todos los servicios posibles y calas salvajes perdidas esperando a que vayas a descubrirlas. Como decíamos, este destino se adapta a cada tipo de viajero.

Con 550 kilómetros de costa, el principal reclamo de Mallorca son sus playas y calas bañadas por las cristalinas aguas del Mediterráneo. Sin embargo, la isla tiene muchísimo más que ofrecer. El interior de la isla está lleno de recónditos lugares en los que conectar con la historia. También ofrece la oportunidad de disfrutar de la naturaleza en su estado más salvaje y majestuoso.

¿Has oído algo acerca de la gastronomía mallorquina? Créenos cuando te decimos que querrás llevarte sus vinos, quesos y dulces en la maleta. Sus ingredientes de tierra y mar se mezclan creando sabores únicos que no vas a probar en otro lugar. El despliegue gastronómico de la isla se convertirá en otro motivo por el que querrás volver.

En esta pequeña guía te vamos a proponer los mejores planes de Mallorca para que cuando estés allí sólo tengas que preocuparte por disfrutar de la isla. Y si necesitas alojamiento, no te pierdas estos chollos en Mallorca para hospedarte en los mejores hoteles baratos de la isla.

Planes en Mallorca para visitar las mejores playas y calas de la isla

Planes en Mallorca para conocer sus playas

Hablar de planes en Mallorca requiere que empecemos por lo más evidente y lo que la mayoría de los turistas tiene en mente. Con más de 300 calas y playas repartidas a lo largo de sus más de 500 kilómetros de costa, resulta complicado elegir las mejores. Seguro que nos dejamos magníficos lugares fuera. Pero no te arrepentirás de visitar las que vamos a proponerte.

Playa de Formentor

La playa de Formentor está considerada una de las más hermosas de la isla, con un entorno natural salvaje y aguas tranquilas y cristalinas. Su ubicación escondida le aporta además un halo misterioso que te enamorará.

Esta playa tiene una extensión de casi 1 kilómetro, y se encuentra rodeada por un bosque de pinos en cuya sombra puedes refugiarte del sol. Aunque en temporada alta recibe muchos más visitantes, mantiene su entorno tranquilo para que puedas desconectar.

Se puede llegar en coche, autobús o barco. Si tienes tiempo, aprovecha para visitar algunos lugares cercanos como el Faro de Formentor o la ciudad amurallada de Alcudia.

Playa de Es Trenc

Es Trenc en una playa casi virgen que te transportará a otro lugar gracias a sus tranquilas aguas color turquesa. Con una estrecha anchura de a penas 20 metros, se extiende a lo largo de casi 2 kilómetros de costa. Su arena fina y blanca te cautivarán desde el primer momento. El agua en esta zona tiene poca profundidad, por lo que es ideal para familias.

Situada en el sur de la isla, te recomendamos que te quedes a contemplar la puesta de sol. La mezcla de colores quedará grabada en tu memoria para siempre. No querrás irte de allí. Decíamos que es un playa casi virgen, por lo que como podrás imaginar no hay duchas ni restaurantes.

En esta playa está permitido el nudismo, practicado especialmente en los extremos de la misma.

Como curiosidad, en esta playa puedes encontrar nidos de ametralladoras y construcciones de hormigón de la II Guerra Mundial.

El medio de transporte más recomendable para llegar es el coche.

Cala de San Vicente

Nos desplazamos al norte de la isla, hasta las inmediaciones de la Sierra de Tramontana. Allí encontrarás la Cala de San Vicente, una playa de postal rodeada por hermosos acantilados de los que no podrás apartar la mirada.

Por su ubicación, es un lugar ideal para combinar la playa con paseos por la naturaleza. Y además, aunque es conocida, no es una de las playas más visitadas de Mallorca, por lo que el descanso y la tranquilidad están garantizados.

El único “pero” que podemos contarte, es que debes informarte acerca del viento, ya que es una zona expuesta y si hace demasiado viento, el oleaje puede llegar a impedir el baño.

Cala gat

Seguimos por el norte de la isla desplazándonos hasta el este para llegar a Cala Gat, una de las más populares y turísticas de Mallorca.

Esto significa que en temporada alta suele albergar muchos visitantes tanto isleños como turistas. Aún así, merece la pena visitarla.
Este pequeño arenal a penas mide 40 metros. Pero son suficientes para disfrutar de unas aguas cristalinas y tranquilas rodeado de un frondoso pinar. A pesar de no ser un lugar aislado, aún conserva

su esencia salvaje en el entorno.

Si vas por la zona, deberías visitar la Torre Cega, una torre de vigilancia del siglo XVI que se ha reconvertido en un interesante museo.

Cala Agulla

Aún tenemos muchos planes en Mallorca por recomendarte, así que vamos a ir cerrando el capítulo de playas. Nuestra última recomendación es Cala Agulla, situada en una pequeña bahía y envuelta por una fina capa de arena blanca. Se trata de una de las playas mejor valoradas de la isla.

Cuenta con una longitud de poco más de 500 metros y una anchura de 50 metros. En ella encontrarás todo tipo de servicios. Sin embargo, está declarada “Árena Natural de Especial Interés”, y no se puede construir en las inmediaciones. Esto le permite mantener su esencia natural y salvaje

Si te apasionan las playas y no tienes suficiente con Mallorca, te recomendamos que leas nuestro artículo con las mejores playas de España en 2022.

Planes en Mallorca para descubrir sus principales ciudades y pueblos

Planes en Mallorca para conocer sus pueblos

Hacer planes en Mallorca para conocer sus pueblos y ciudades, al igual que sucede con las islas, no es tarea fácil. Te sorprenderá saber que la isla cuenta con más de 50 municipios. Y como no podía ser de otra manera, hay muchos que merece la pena visitar. Nosotros vamos a aconsejarte algunos de los imprescindibles.

Palma de Mallorca

Empezamos con la capital de la isla, el motor económico y cultural, y el núcleo de población más importante. Su caso antiguo es un verdadero laberinto de pequeñas calles de origen árabe en las que merece la pena perderse. Pasear por allí te permitirá sentir la historia de la ciudad. Y para completar tu paso por la historia, encontrarás museos de todo tipo.

En cuanto al ocio, encontrarás todo lo que necesitas, desde ocio nocturno a restaurantes en los que probar la cocina típica de Mallorca. Junto a la capital podrás descansar en dos importantes playas: Illetas y El Arenal.

Qué ver en Palma de Mallorca requeriría un artículo propio, así que no vamos a profundizar mucho. Pero sí te diremos que no puedes abandonar la ciudad sin ver el Castillo de Bellver, la Catedral de la Luz, el Palacio Real La Almudaina y los baños árabes. Y sí, sabemos que dejamos fuera lugares emblemáticos como los Jardines Marivent y la Fundación Miró Mallorca. Pero todo depende del tiempo del que dispongas.

Sóller

Este municipio es una de las localidades de interior que no te puedes perder en la Isla. Sóller se encuentra en un valle de naranjos en la Sierra de Tramontana, y está completamente rodeada por montañas con un paisaje maravilloso. Repleta de edificios modernistas, es un lugar acogedor y relajado en el que pasar uno o varios días.

Entre los imprescindibles del lugar, debes visitar la Plaza Constitución y su iglesia San Bartomeu. Allí podrás disfrutar de la estampa típica de su tranvía recorriendo las vías. El Museo Can Prunera te dará la oportunidad de recorrer diferentes estancias conservadas con el mobiliario original para que veas como vivía la alta sociedad hace 100 años.

Y para terminar, te recomendamos que veas la antigua estación de ferrocarril, que parece haberse detenido en el tiempo hace un siglo.

Valldemossa

En plena sierra se encuentra este hermoso municipio de casas de piedra que te transportarán a otra época. Sus calles de adoquines te harán pensar que has viajado en el tiempo, viviendo una experiencia vital importante.

Lo mejor es que este increíble paisaje rural y natural se encuentra a menos de 20 kilómetros de Palma, por lo que si te organizas bien, puedes verlo fácilmente. Te sorprenderá saber que este pequeño lugar ha sido inspiración para artistas como Chopin, Unamuno o Rubén Darío. Su peso histórico es enorme.

Todos los veranos se organizan eventos y conciertos en homenaje de muchos importantes nombres de la cultura española e internacional. Algo que no puedes perderte, sobre todo por el entorno en el que tienen lugar.

No te vayas sin ver la Cartuja, antiguo palacio real situado en el centro del pueblo. También debes visitar el Mirador de Sas Puntes, que te ofrecerá una de las mejores vistas de Mallorca. Y por favor, no te pierdas la Ermita de la Santísima Trinidad, un templo con unas vistas impresionantes de la Sierra de Tramontana.

Manacor

Manacor es la segunda ciudad más grande la isla, y es un enclave turístico imprescindible. Su centro peatonal es ideal para pasear y conocer la esencia de la ciudad. Si puedes, haz tu visita un lunes para disfrutar del mercadillo semanal.

Seguro que has oído hablar de las Cuevas del Drach. Pues las encontrarás en este municipio. Quedarás impresionado ante su majestuoso espectáculo de estalactitas y estalagmitas que se funden en lagos subterráneos increíblemente hermosos.

Cerca podrás disfrutar de playas paradisíacas como Anguila o Porto Cristo.

Si te gusta el deporte, concretamente el tenis, no te querrás perder el Museo de Rafa Nadal, que recoge los momentos más gloriosos en la vida del deportista. Y si prefieres otro tipo de historia, no te preocupes. El Museo de Historia de Manacor es lo que buscas. Situado en una antigua torre de defensa te contará toda la historia de la ciudad.

Y para terminar, haz una visita a la fábrica de Majorica, mundialmente conocida por la gran calidad de sus perlas artificiales.

Lluchmayor

Entre las montañas de la isla se encuentra Lluchmayor, un destino menos famoso y conocido, y por tanto, menos transitado por los turistas. Pero eso no significa que sea un lugar que desestimar o eliminar de tu lista. Muy al contrario, es una visita que merece la pena.

Allí podrás visitar el famoso Faro de Cap Blanc, cuyas leyendas seguramente habrás oído. No se puede visitar ya que no está abierto al público, pero contemplar las magníficas estampas que ofrece merece el viaje.

Hablando de impresionantes vistas, también debes visitar Santuari de Cura. No querrás separarte de tu cámara, eso seguro. Se puede llegar fácilmente a pie desde el centro del pueblo.

Uno de los mayores atractivos de este municipio es el yacimiento prehistórico de Capocorb Vell, cuyas piezas están en un perfecto estado de conservación.

Y cómo no, visita alguna de las playas de las inmediaciones, como cala Brava.

Alcudia

Alcudia es la antigua capital de la isla, una ciudad costera de origen romano que ofrece una visita a su origen con sólo pasear por sus calles. Entre sus murallas descubrirás su pasado fenicio, griego y romano. Y por supuesto su posterior conquista bizantina y árabe. Un verdadero regalo para los amantes de la historia. El patrimonio cultural de la ciudad, y más concretamente de su casco histórico, no tiene parangón.

Se conservan restos del anfiteatro, el antiguo foro y algunas tumbas, entre otros restos arqueológicos que llamarán tu atención.

Los martes y los domingos puedes comprar productos locales, souvenirs, ropa y complementos en el conocido Mercado de Alcudia, al que acuden muchas personas desde distintos puntos de la isla.
En esta localidad se encuentra la Cala de San Vicente de la que hemos hablado antes, y otras que merecen una visita como la Playa de Muro. Y para terminar hablando de naturaleza, aprovecha la visita a este lugar para disfrutar del Parque Natural de s´Albufera.

Los 6 Monumentos de la isla que son visita obligatoria en tu viaje

Qué ver en Mallorca

Como ves hay tantos planes en Mallorca que es imposible no encontrar el tuyo. Ahora, vamos a recomendarte 6 monumentos imprescindibles en tu viaje. Algunos los hemos nombrado de pasada al hablar de ciudades y pueblos. Ahora, vamos a intentar contarte un poquito más de cada uno y explicarte por qué los tienes que visitar.

La Catedral de la Luz

Situada en la capital, Palma de Mallorca, es el monumento por excelencia. Su nombre se debe a sus 59 ventanales y sus 5 rosetones, siendo uno de los edificios religiosos más importantes de España. Fue construida hace 800 años en estilo gótico mediterráneo, sobre la antigua mezquita que ocupaba la isla antes de la llegada de los cristianos.

Originariamente estaba construida junto al mar, pero se realizó una prolongación del terreno y hoy día está rodeada por un lago artificial creando una hermosa estampa del lugar. Puedes pasar horas visitándola y descubriéndola. Su nave es una de las más altas del gótico en toda Europa, con una altura de 45 metros.

Cabe destacar su rosetón mayor, conocido como el “ojo gótico”, que mide cerca de 14 metros y viste de color y brillo el interior de la catedral. También quedarás maravillado con el Portal El Mirador, un portón de más de 15 metros de altura considerado una de las piezas más importantes del gótico en España.

Pero como descubrirás, hay mucho más. Sus campanas, sus terrazas y un interminable etcétera.

El Castillo Bellver

Esta fortaleza, utilizada como palacio fue construida entre los años 1300 y 1311 por encargo de Jaime II. Lo más llamativo de esta construcción es que su exterior es una construcción defensiva rodeada por un foso, mientras que su interior es una residencia real. Desde su construcción, ha servido también como prisión y como fábrica de moneda.

Por si no fuera suficiente, su aspecto poco común lo termina de perfilar su planta circular rodeada de torres también semicirculares.

Desde la terraza superior puedes contemplar una vista magnífica de la bahía de Palma y del inmenso pinar que rodea la construcción.

Cuevas del Drach

Cerca de Manacor, a más de 25 metros de profundidad están las famosos Cuevas del Drach, un verdadero monumento natural con estalactitas, estalagmitas y lagos subterráneos. Su visita comprende un recorrido de más de 1 kilómetro pasando por diferentes estancias de distintos tamaños y formas.

Pese al frío y la humedad que ofrece esa profundidad, las cuevas están iluminadas de tal manera que parecen mucho más cálidas de lo que son. El reflejo de las formaciones rocosas sobre los lagos te dejará sin palabras.

¿Te contamos la sorpresa final? Tras acabar el recorrido, cuando parece que ya no hay nada más que volver a la superficie, puedes ocupar las gradas de un teatro para disfrutar de un concierto de música clásica en el que los músicos se desplazan lentamente por el lago sobre pequeñas barcas.

No puedes abandonar la isla sin vivir esta experiencia.

Palacio Real de La Almudaina

Con una ubicación única, junto al mar y pegado a la Catedral de La Luz, se encuentra el Palacio Real de La Almudaina, un lugar caracterizado por la mezcla de culturas.

En muchas de las habitaciones aún se conserva el mobiliario original de la época. Así mismo está decorado para recordar el ambiente que se vivía en el palacio hace ya 800 años.

En el interior del palacio se encuentra la Capilla de Santa Ana, una construcción de estilo gótico que atrae las miradas de todos los visitantes. Presta especial atención porque te sorprenderá cuando te la encuentres durante el recorrido.

El poblado de Capocorb Vell

Con un sorprendente buen estado de conservación, el poblado de Capocorb Vell es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de España, y debe estar entre tus planes en Mallorca. Este antiguo poblado fue uno de los más grandes de la isla, y data del siglo XIV antes de Cristo.

Los pueblos talayóticos llevaron a cabo construcciones defensivas para marcar su territorio. Para ello utilizaban grandes bloques de piedra, pudiendo a alcanzar las dos o tres plantas de altura.

El poblado está declarado Monumento Histórico Artístico. Cuando lo visites comprenderás perfectamente el motivo.

La Sierra de Tramontana

Evidentemente la Sierra de Tramontana no es un monumento, pero sí que es un lugar de interés y de visita obligatoria. Por eso hemos querido incluirlo en esta pequeña lista como sitio que debes incluir entre tus planes en Mallorca.

Esta zona montañosa está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2011, siendo en la actualidad una de las cadenas montañosas más importantes de Europa. En su visita, podrás contemplar acantilados y desfiladeros únicos en el continente, creando un fuerte contraste entre terreno rocoso y playas.

Su punto más alto, el Puig Mayor, es uno de los picos más altos de España, y con sus 1436 metros de altura corona la isla.

Tramontana cuenta con una vegetación única que sólo existe en su sierra, como 9 especies de orquídeas. Si eres amante de la montaña, querrás visitar la isla sólo por su sierra.

Los planes de Mallorca harán que te quedes más días de los previstos

Suscríbete para estar siempre a la última

Recibe por correo electrónico todas las novedades que publicamos en ElCholloBlog, como Ofertas de Última Hora, Escapadas Exclusivas, Guías de Viaje y mucho más.

0 comentarios
logo chollo vacaciones

Apúntate la Newsletter para Enterarte de Todo

Recibe novedades del blog, ofertas superinteresantes, escapadas exclusivas y sorteos de CholloVacaciones.com

¡¡Gracias por formar parte de la familia de CholloVacaciones.com!! Por favor, revisa tu email para activar tu cuenta. Si no has podido encontrar nuestro email de activación, comprueba tu carpeta de correos no deseados o spam y añade nuestro email a tu lista de contactos.

Pin It on Pinterest